menu
ACTUALIDAD
  martes | 17-03-2020 | 09:33 | Tiempo de lectura 02:22 (474 palabras)
La cotización del barril de petróleo WTI descendió a 28,70 dólares

El valor usado de referencia en Vaca Muerta, cerró el pasado lunes con una caída del 9,5 %, pasando el piso de los 30 dólares, debido a la propagación de la pandemia del coronavirus por todo el mundo, lo que paraliza la actividad y así también la demanda de crudo.



Al final de las operaciones a viva voz en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de futuros de WTI para entrega en abril restaron 3,03 dólares respecto a la sesión previa del viernes, dejando el barril en 28,70 dólares.

Los precios del petróleo de Texas cayeron cerca 10 % el lunes debido a que la aceleración en los casos de coronavirus en todo el mundo, que está paralizando los viajes y los negocios, reduce aún más la demanda mundial de crudo. Y la semana pasada el WIT ya cayó un 22 % en su peor semana desde la recesión del 2008.

“El despliegue de la caída de la demanda es como nunca nadie haya presenciado”, dijo el analista de Simmons Energy Pearce Hammond en una nota a los clientes citada por la CNBC.

Los analistas alertan de que los precios del petróleo están reaccionando de manera extremadamente negativa a la situación y que todavía no se ha llegado al fondo de la caída del precio del crudo.

Y es que el petróleo continúa estando afectado tanto por el lado de la demanda como por el de la oferta. El brote de coronavirus ha llevado a una demanda más suave de crudo a medida que las personas reducen sus viajes, por ejemplo, mientras que un colapso en las conversaciones de la OPEP significa que pronto podría haber un exceso de oferta a medida que Arabia Saudí aumente la producción a un récord de 13 millones de barriles por día.

El movimiento a la baja se produce incluso después de que el presidente de EE.UU., Donald Trump, dijese el viernes pasado que el Departamento de Energía compraría petróleo crudo para el sistema de reserva nacional en un intento por aumentar los precios.

“Basado en el precio del petróleo, también le he ordenado al secretario de Energía que compre a muy buen precio grandes cantidades de petróleo crudo para almacenar en la reserva estratégica de Estados Unidos”, dijo Trump el viernes desde la Casa Blanca, cuando declaró estado de emergencia.

“Vamos a llenarlo hasta la cima, ahorrando a los contribuyentes estadounidenses miles de millones y miles de millones de dólares, ayudando a nuestra industria petrolera y promoviendo ese maravilloso objetivo, que hemos logrado, que nadie pensó que fuera posible, de independencia energética”, agregó.

Pero Goldman Sachs dijo en una nota que no cree que las acciones de la administración sean suficientes para compensar la fuerte caída del petróleo.
(20200317093301) | Tiempo de lectura 02:22 (474 palabras)

Pulse aquí para ir a la noticia anterior.   

 
Editorial Patagonia Activa ® 2003-2020

Todos los derechos reservados, prohibida la reproducción
total o parcial sin la correspondiente autorización.

Creación del sitio 01/03/2014

Tiempo: 0.0324 segundos. (9k)